Carta

Juan B. Salinas

León , 23 de Diciembre de 1972
Dr. José María Carmona y Gutiérrez
Presente

Queridísimo hermano :

Recuerdas cuando trémulos y anhelantes penetrábamos en puntillas hasta las camitas de nuestros
tiernos hijos a ponerles aquellos juguetes que llevaban en sí nuestro amor y también los recuerdos
de nuestras niñez ?............Esos momentos de profunda emoción , que compartíamos con nuestras
esposas, en aquellas noches buenas que eran buenas de verdad , en que todavía no se había diluido
ese culto infantil por el vendaval de este crudo materialismo que ha transformado todo , que ha
destruido todo , hasta esos preciosos instantes de dulzura inefable y de profunda grandeza hogareña
que sigue siendo el símbolo de aquella sagrada familia que no ha muerto aún, aunque ya pocos creen
en ella. Si el hijo del hombre tuviera que nacer en Nicaragua , lo haría sofisticadamente .
El humilde pesebre seria un lujoso " MOISÉS " o una cama " Luna " ; el buey o la mula sería un Jeep
o una mini-moto ; y los tres Reyes de oriente , si todavía tuvieran que aparecer en la escena ,
vendrían en helicópteros despreciando a la estrella de Belén , y en vez de Oro,Incienso y Mirra
traerían marihuana , heroína y ácido lisérgico . Que tal ?
............Estamos hermano en la última semana de Advientos y donde el sol está en Capricornio para
determinar el solsticio de invierno, época esta , donde los días son mas cortos
Estamos viviendo en el tercer día del mes Nivoso , situado también en la duodécima casilla zodiacal de
Piscis.Esto quiere decir , en la liturgia cristiana , que asistimos a la Natividad de la segunda persona de
la Santísima Trinidad .Pero los hombres no se aman, ni entienden el enorme símbolo de esta celebración.
Hace muchísimos años , un organista , pastor de una humilde iglesita de cierto valle enclavado en los
Alpes Bávaros entonó aquella noche un verdadero himno de amor que se canta , con la misma letra ,
en todos los idiomas del mundo , acercando a los hombres por un efímero momento en una comunión
espiritual y universal deseando y esperando la paz entre todos los seres racionales.
Aquel himno vivirá eternamente en la conciencia de todos los seres racionales. respondiendo con ello
al nombre que aquel humilde pastor de almas le pusiera “ Noche de Paz “
..........Nuestro sentido navideño se ha olvidado , ya no existen aquellos portales , ni las posadas ni los
pases del niño de Don Felipe Ibarra , con cuadros vivos , y con aquella bella música de nuestros
villancicos de Don Pablo y Alejandro Vega Matus. Aquellos nacimientos como el de la Srta. Adela Zepeda
Ni aquel espíritu de sana alegría con los triquitraques chinos que comprábamos donde la niña Ágata
Romero, ni las luces de bengala y candelitas romanas de donde José María Tercero . Ni las horchatas,
el agua de canela, y las mistelas y el pan familiar; ni aquellas grandes purísimas de Boanerges Pacheco ,
de los Camacho , y de los Poveda ; de aquellos bellísimos altares de la Carmen Cajina , Socorro Castillo,
Simona Pérez y los hermanos Pereira Baldizón , todo eso huyó como los payasos por la puerta encantada
para que aparezca en el escenario la celebración del " Día de las Brujas " y del día "de Acción de gracias"
que obedecen a otras latitudes y a distintos paralelos; se acabaron las solemnidades de aquellas misas
del gallo con música sagrada y solemne de Don Marcelo Soto, del maestro Díaz chibola y de Macario
Carrillo, ya no hay maitines, ángeles ni víspera .Todo ha terminado hermano.

Tengo dos nietecitos a quienes jamás podré conocer. Se me han cerrado las oportunidades para
identificarlos aunque estas manos sarmentosas traten de dibujar contornos, de figurar siluetas,de seguir
perfiles para crearme un retrato táctil y exteriotiparlos en mi cliché mental y así poder conocer o imaginar
siquiera la proyección sentimental de mi carne , mi sangre.Jamás podré andar en puntillas con aquella
acariciante y sublime ansiedad cerca de sus camitas, poniéndoles los juguetes , esos bellos símbolos
de la gracia angelical de Dios, a sus pies o en sus cabeceras a como lo hiciera antes cuando sus padres
de hoy eran a su vez mis tiernos hijos a quienes siempre sentí como pedazos de cielo y retazos de aurora.
Muchísimos abuelos sufrirán ahora lo mismo que yo .Para ellos y para todas las personas que
comprendan la inmensidad de mi tragedia humana van dirigidas estas palabras y que este inmenso dolor,
mi inercia , mi sublime actitud ante la incapacidad sean el presente navideño que ahora pongo, sin puntillas
ni silencio en la angelical camita de mis nietos , momento ese en que también deberán escucharse
aquellas sublimes palabras: Gloria a Dios en los cielos y Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad

Queridísimo hermano: que este año que se va y todos los que vienen marque para ti y los tuyos una senda
de amor y tranquila actitud ante la vida , que sigas espigando en los campos de la espiritualidad
y del amor , que son los productos con que saturas tu arca de caudales ; mientras yo sigo mi eterna
peregrinación , talvez presintiendo que esta pudiera ser mi última Navidad .

Un abrazo muy sincero y apretado para todos .

Dr. . Juan B Salinas Echeverz.

Comentarios o sugerencia al Editor

Volver al índice


This document was created ( Dec. 1997 )
by Armando José García Salinas - ©1997